Saltar al contenido

Medio ambiente Calidad del aire

Aire más limpio

Minimizamos las emisiones al aire

Utilizamos las más modernas tecnologías y los mejores estándares para reducir las emisiones a la atmósfera

Minimizamos las emisiones a la atmosfera de nuestros procesos

En Repsol aplicamos mejoras en el diseño de las instalaciones, procesos y sistemas de gestión e invertimos en nuevas tecnologías, como medidas para minimizar las emisiones a la atmósfera en el entorno en el que operamos. 


Además de los gases de efecto invernadero, nuestras principales emisiones a la atmósfera son el dióxido de azufre (SO2), los óxidos de nitrógeno (NOx) y las emisiones de compuestos orgánicos volátiles no metánicos (COVNMs). 

  • Nuestras emisiones de SO2 proceden principalmente del azufre contenido en los combustibles que empleamos como aporte de energía en nuestras instalaciones, siendo las refinerías el principal emisor. Para minimizar nuestras emisiones llevamos a cabo distintas medidas, como la utilización de combustibles gaseosos en detrimento de los líquidos, la puesta en marcha de nuevas unidades de recuperación y/o la mejora de la eficiencia de las existentes o la desulfuración de los gases de combustión, a través de la más avanzada tecnología.
  • Nuestras emisiones de NOx se producen principalmente en refino y en exploración y producción durante la combustión. Reducimos estas emisiones mediante el control de las condiciones de operación, la selección de equipos de última generación o la sustitución de motores de combustión por equipos eléctricos. 
  • Nuestras emisiones de COVNM tienen lugar durante las operaciones de extracción de crudo y gas, en terminales de almacenamiento, en estaciones de servicio durante el manejo de gasolinas y, en general, debido a emisiones fugitivas procedentes de pérdidas de componentes (juntas, sellos, válvulas, bridas, etc.). Para reducir este tipo de emisiones llevamos a cabo acciones de recuperación de los vapores, actuaciones de control a través de campañas de registro, detección y eliminación de emisiones fugitivas con tecnologías de detección y reparación de fugas (LDAR) o similares, así como proyectos de renovación del parque de almacenamiento.

Contribución a la mejora de la calidad del aire de nuestros productos

Combustibles que cumplen la normativa

Contribución en el sector del transporte:

Todos los combustibles que proporcionamos al mercado cumplen con las especificaciones de calidad vigentes. En nuestras refinerías en España nos aplican las normas EN228 para gasolinas y EN590 para gasóleos. Estas especificaciones implican fabricar gasolinas y gasóleos libres de compuestos de azufre (máximo de 10 mg/kg) y con bajos contenidos en compuestos aromáticos (en gasolina contenidos inferiores a 1% v/v de benceno), lo que conlleva una importante contribución en la mejora del medioambiente por reducción de las emisiones de componentes volátiles a la atmósfera. Hemos mejorado nuestros procesos para lograr alcanzar estos objetivos.

Además, seguimos reforzando la mejora de la calidad de los combustibles en la refinería de La Pampilla (Perú), con un proyecto que nos va a permitir producir diésel y gasolinas de 0,005% en masa de azufre. Las nuevas instalaciones son capaces de desulfurar el diésel producido en la refinería y en 2017 podremos en marcha un bloque de gasolinas.

Por otro lado, contribuimos a la mejora de la calidad del aire promoviendo el GLP para el transporte. En la actualidad contamos con más de 300 puntos de suministro de AutoGas en diferentes estaciones de servicio del Grupo Repsol y estamos expandiendo esta red gradualmente. 

En Repsol comercializamos desde 2006 el producto AdBlue bajo nuestra marca Blue+, siendo líderes en el mercado español de estaciones de servicio con más de 320 puntos de venta. AdBlue no es un combustible ni un aditivo, sino una solución de urea que reacciona con los gases de escape de los vehículos diésel con tecnología SCR (Reducción Catalítica Selectiva) y convierte los óxidos de nitrógeno, sumamente contaminantes, en compuestos inocuos para la atmosfera y el medioambiente (nitrógeno y vapor de agua). 

Además, seguimos promoviendo la movilidad eléctrica a través de IBIL y contribuimos a la reducción de emisiones mediante el uso de biocombustibles.

Contribución en el sector doméstico:

Suministramos un gasóleo de calefacción (BiEnergy e+10) especialmente diseñado para las calderas de última generación (tecnología de condensación y quemador de llama azul). Este gasóleo permite reducir las emisiones de NOx un promedio del 30% y reduce prácticamente la totalidad de las emisiones de partículas, CO y SO2, que lo hace más respetuoso con el medioambiente.