Saltar al contenido

Medio ambiente Gestión del agua

Reducción del uso del agua

Gestión del agua

Desarrollamos una gestión sostenible del agua mediante la búsqueda continua de soluciones para garantizar el uso responsable de los recursos hídricos, preservar su calidad y avanzar hacia un modelo de economía circular.

Como parte de la industria del Oil & Gas nos enfrentamos al desafío que supone la búsqueda de un equilibrio entre el agua y la energía. De la misma forma que el agua se utiliza para producir la energía, la energía es básica en la extracción, el transporte y el tratamiento del agua. 

Todas las áreas nuestra Compañía utilizan agua en algún proceso clave tanto en nuestros centros industriales de refino y química como en nuestros activos de producción. La mayor parte de los consumos se producen en nuestras refinerías y plantas químicas, donde se utiliza fundamentalmente para los procesos de refrigeración y producción de vapor. En las actividades de exploración y producción convencionales, el reto es gestionar el agua de producción, que es aquella que se extrae con el crudo. Además, en nuestra actividad de shale gas el agua es clave para la operación de fractura hidraulica. 

Realizamos una gestión sostenible del agua en nuestras instalaciones, centrando nuestros esfuerzos en encontrar nuevas soluciones para minimizar el uso de este recurso natural, utilizarlo de forma más eficiente y preservar su calidad. En los últimos años hemos dado un paso más, considerando el agua como un recurso estratégico al tiempo que hemos reforzado la gestión local en todas nuestras instalaciones, en las que se aplican prácticas y estándares ambientales homogéneos, comunes a toda la Compañía. 

Estudios y herramienta propia

Esto nos ha llevado a buscar cómo implementar el concepto de economía circular en el uso del agua. La Economía Circular es un nuevo modelo de producción y consumo basado en el principio de «cerrar el ciclo de vida» de los productos, servicios, residuos, materiales, agua y energía. Este concepto aplicado al agua se materializa en volver a utilizar este recurso una y otra vez, tal como sucede en el ciclo natural.

En esta línea en Repsol estamos llevando a cabo acciones de eficiencia e innovación en los procesos mediante la optimización de las redes de agua, incrementando la recirculación de agua de las plantas de tratamiento a los circuitos de refrigeración de nuestras instalaciones, invirtiendo en la recuperación de condensados para recirculación, aumentando la incorporación de aguas de EDAR municipal a los procesos, así como fomentando la reinyección del agua producida en los pozos en producción. 

Para facilitar la gestión del agua contamos con una herramienta propia, la Repsol Water Tool (RWT), que nos permite obtener una visión detallada de la gestión que hacemos de este recurso, así como de los riesgos asociados a cada instalación a nivel interno y externo.

A partir de los resultados de este análisis y en un proceso de mejora continua, nuestra gestión se centra en 3 líneas de trabajo: mejora del conocimiento del entorno y de los usos de agua, gestión eficiente de recursos y mejora de la tecnología para tratar el agua.