Saltar al contenido

Fiscalidad responsable Gestión de riesgos fiscales

Gestión de riesgos fiscales

Prevención de riesgos fiscales significativos mediante un adecuado sistema de gestión  y control

La existencia de riesgos fiscales es inherente a la actividad fiscal y, en nuestro caso, está influida por la singularidad de nuestro régimen tributario, caracterizado por la relevancia económica, la complejidad y la presencia de áreas de incertidumbre. Todo esto nos lleva a aplicar políticas fiscales responsables que permiten la prevención de conductas susceptibles de generar riesgos fiscales significativos y a basarnos en las siguientes líneas de actuación:   

  • Gestionamos de manera ordenada y experta los asuntos fiscales para garantizar el cumplimiento de nuestras obligaciones fiscales y la gestión de los riesgos de naturaleza tributaria. Aplicamos procedimientos, sistemas y controles internos eficaces para permitir el ejercicio adecuado de los procesos clave de la función fiscal. 
  • Contamos con una organización adecuada para asegurar el despliegue de nuestras políticas fiscales. Nuestros principios organizativos aseguran que nuestra función fiscal se desarrolla de manera profesional con equipos expertos, integrada con un criterio único y global, con responsabilidad sobre todos los asuntos fiscales de la Compañía en nuestros distintos ámbitos de gestión. 
  • Informamos periódicamente al Consejo de Administración de la ejecución de nuestra estrategia y política fiscal y de los aspectos más relevantes de la gestión de los asuntos y riesgos fiscales. 
  • Sometemos a la aprobación del Consejo de Administración las operaciones de especial riesgo fiscal. 

Enmarcamos nuestra gestión de los riesgos fiscales en nuestra política global de Gestión Integrada de Riesgos y la plasmamos en la existencia de procesos, sistemas y controles internos. Para conseguirlo: 

  • Mantenemos debidamente actualizado un mapa de riesgos que identifica, específicamente, los de carácter fiscal, que pueden venir derivados de: 
    • Las políticas fiscales aplicadas. 
    • Posibles incumplimientos. 
    • Controversias sobre la interpretación o aplicación de las leyes. 
    • Inestabilidad del marco jurídico-fiscal y contractual. 
  • Gestionaremos activamente los riesgos fiscales con el fin de mitigarlos o eliminarlos, y, en el caso de asumirlos por no haber sido posible un común entendimiento con la administración tributaria, asumiremos la mejor defensa posible de los intereses legítimos de nuestra Compañía.