Saltar al contenido

Comunidades y desarrollo local Contribuimos al desarrollo

Contribuimos al desarrollo

Contribuimos al desarrollo socioeconómico de las comunidades

Creemos que nuestras actividades deben contribuir al desarrollo socioeconómico de las comunidades en las que estamos presentes.
Contribuimos al desarrollo

Somos conscientes de que los proyectos y activos de Repsol tienen la posibilidad de impactar positivamente en las comunidades locales y contribuir al desarrollo socioeconómico de las zonas en las que operamos mediante la creación de oportunidades sociales. 

Por tanto, nuestro compromiso con el desarrollo sostenible de las comunidades se basa en la identificación de oportunidades para maximizar el impacto positivo y la apuesta por el valor compartido mediante la contribución al desarrollo económico local, el progreso social y la preservación medioambiental de las áreas de influencia de nuestros proyectos y activos.

La contribución al desarrollo económico social de nuestras operaciones se puede manifestar de diferentes formas: contribuyendo con el pago de impuestos y regalías por nuestra actividad; fomentando la igualdad de oportunidades; impulsando la contratación de proveedores y contratistas que desarrollan su actividad en la región; invirtiendo en infraestructuras básicas que permiten el acceso a la energía y al agua o la construcción de centros de atención sanitaria, ejecutando proyectos sociales para el beneficio de las comunidades como la implantación de programas de formación e integración, etc. 

Para dar respuesta a este enfoque, llevamos a cabo un proceso que comienza por la evaluación de las oportunidades sociales de cada proyecto, donde se identifican y se tratan de maximizar los impactos positivos del mismo en la comunidad, incluyendo las oportunidades para el desarrollo socioeconómico sostenible. 

La estrategia de gestión de oportunidades sociales de los proyectos la desarrollamos en función de la información que se obtenga mediante dicha evaluación de oportunidades social y la implementamos tras realizar una consulta exhaustiva con las comunidades y partes interesadas implicadas, valorándola conforme a los objetivos de la comunidad y los de la Compañía. Teniendo claro que debemos complementar los esfuerzos de la comunidad, el gobierno y la sociedad civil en lugar de sustituirlos.