Saltar al contenido

Química Automoción

Segmento de Automoción

Automoción: una industria que mueve el mundo

En Repsol creemos en la innovación e investigación como icono de nuestra actividad diaria. Tenemos una larga tradición en el suministro de productos para la industria de la automoción: desde carburante y aceites de motor hasta poliolefinas y polioles para espumas rígidas y flexibles. Productos que están técnicamente adaptados a cada mercado y fabricante, para aportar la máxima calidad.

Tus viajes más confortables y seguros

Un coche moderno medio con un peso de 1.500 kilogramos contiene entre el 12-15% de materiales plásticos. Esto equivale a más de 2.000 piezas de plástico de todas las formas y tamaños; desde los faros y parachoques a componentes del motor, tableros de instrumentos, reposacabezas, interruptores, clips, techos panorámicos, asientos, airbags y cinturones de seguridad.
Los plásticos ayudan a hacer los coches más ligeros, reduciendo la demanda de combustible y las emisiones de gases de efecto invernadero. Al disminuir en 100 kg el peso de un coche moderno se reduce el consumo de combustible en aproximadamente 0,4 litros por 100 km y en consecuencia las emisiones de CO2 en unos 10 g/km.
 Los polioles y poliolefinas están presentes en partes del interior, exterior y bajo capó del vehículo. Los polioles se emplean para la fabricación de espumas flexibles y rígidas. 
 
Las espumas flexibles dan forma a los asientos y reposacabezas con el fin de hacerlos más confortables y ergonómicos, reduciendo la fatiga y la tensión asociadas a la conducción. Las espumas rígidas, que absorben el impacto, aportan mayor seguridad.
 
Otros componentes plásticos fabricados con polipropileno, por ejemplo, son los paneles de puertas; polietileno lo encontramos en el depósito de carburante; copolímeros EVA, en los adhesivos y propilen glicol industrial, en los anticongelantes que puede llegar a reducir la congelación del agua, adquiriendo una gran importancia en el deshielo de los aviones y los parabrisas de los coches.

¿Cómo consiguen los plásticos mejorar la automoción?

  • El plástico hace más eficientes los vehículos, ya que es más ligero que otros materiales. Una reducción de peso de un 40%, disminuye el consumo de carburante en un 15% y minimiza las emisiones de CO2.
  • Son el material elegido para una serie de avances en la automoción porque permiten mayor absorción de energía, reducción de peso y libertad de diseño.
  • Gracias a sus componentes plásticos, un coche medio moderno reduce el consumo de carburante en torno a 0,5L cada 100km, igual que sus correspondientes emisiones de CO2. Al mismo tiempo, mejoran la seguridad, el confort y su rendimiento.

Aplicaciones enfocadas a la seguridad

Aplicaciones enfocadas a la seguridad
  • Elementos de alto impacto: portón trasero, paneles de puertas y revestimientos interiores
  • Asientos, reposacabezas y absorbedores de impacto que protegen a los ocupantes en caso de accidente.
  • Embellecedores.
  • Conductos de aire.
  • Piezas estructurales bajo capó, depósito de carburantes y cables.
  • Guardabarros y parachoques.
  • Pinturas y recubrimientos.
  • Aislamientos, insonorización y anticongelantes.
 
Resulta sorprendente descubrir cómo la Química de Repsol puede proporcionar tanta seguridad, confort y protección a nuestros desplazamientos.
Química News

Química News

Accede a las últimas noticias sobre la Química de Repsol y sobre el sector.
Atención comercial

Contacta con nosotros

Estamos para todo lo que necesites.
Para atender tus consultas y también tus sugerencias.