Saltar al contenido

Nuestra Gente Empleados

Empleados

Un equipo flexible y comprometido

Una de nuestras principales ventajas competitivas reside en las personas que trabajan en la compañía. La relación entre empresa y empleados se basa en el respeto y la confianza mutua, lo que resulta clave para obtener un rendimiento y unos resultados excelentes.

A 31 de diciembre de 2016, la plantilla de Repsol estaba formada por 24.532 personas. Tenemos empleados en 37 países y contamos con más de 1.800 empleados trabajando en un país diferente al suyo, lo que pone de manifiesto una vez más la importancia de desarrollar nuestras actividades en un entorno diverso y multicultural. 

En Repsol estamos convencidos de que contar con profesionales dedicados y comprometidos genera un impacto positivo en nuestros resultados. Por eso nuestra gestión de personas se centra en atraer, retener, comprometer y reconocer a nuestros empleados, a los que ofrecemos posibilidades de desarrollo profesional, una compensación de acuerdo a la meritocracia, igualdad de oportunidades, medidas de conciliación… 

A través del desarrollo profesional, los empleados participan en distintas funciones, proyectos y entornos, lo que les ayuda a adquirir y desarrollar los conocimientos que necesitan para ayudar a la compañía a alcanzar sus objetivos. Para ello, Repsol ofrece objetivos profesionales claros, proyectos y actividades retadoras, al tiempo que los empleados se comprometen con su desarrollo mostrando proactividad, interés y esfuerzo. 

A lo largo de su trayectoria, los empleados tienen a su disposición una oferta de formación actualizada y completa. En total, la plantilla de Repsol dedica en torno a 1 millón de horas al año a la formación, lo que equivale a una media superior a las 40 horas por persona. 

Repsol es una empresa reconocida por impulsar nuevas formas de trabajo, que garantizan el equilibrio entre vida personal y profesional. Los empleados pueden desempeñar su trabajo con flexibilidad, de forma que puedan adaptar su jornada de trabajo a sus necesidades personales, siempre que su actividad laboral lo permita. En este sentido, el programa de teletrabajo es uno de los que cuentan con mayor aceptación, con más de 1.800 personas en todo el mundo. 

Por otro lado, Repsol cuenta con un plan de integración de personas con discapacidad, que abarca todas las áreas de la organización. A 31 de diciembre de 2016 contamos con 586 trabajadores con discapacidad, un 2,4% de la plantilla.