Saltar al contenido

Por qué invertir en Repsol Gestión de los Riesgos en Repsol

Gestión de los riesgos en Repsol

Gestión del riesgo

El Grupo Repsol desarrolla actividades en múltiples países, condiciones y entornos, y en todas las fases de la cadena de valor del negocio energético. De esta forma se encuentra expuesta a riesgos de diferente naturaleza (estratégicos, operacionales y financieros) que pueden afectar al desempeño futuro de la Compañía y que deben mitigarse de la forma más efectiva posible.
Repsol dispone de una organización, procedimientos y sistemas que le permiten gestionar de forma razonable estos riesgos a los que está expuesto, siendo un elemento integral de los procesos de toma de decisión del Grupo, tanto en el ámbito de los órganos de gobierno corporativos como en la gestión de los negocios.

Sistema de Gestión Integrada de Riesgo (SGIR)

Repsol viene trabajando desde hace años en un modelo de gestión integrada de riesgos con el objetivo de anticipar, gestionar y controlar los riesgos con visión de conjunto. El Sistema de Gestión Integrada de Riesgos de Repsol (SGIR) aporta una visión global y fidedigna de todos los riesgos que pueden afectar a la compañía, independientemente de su naturaleza.

El SGIR se basa en la Política de Gestión de Riesgos de Repsol, aprobada por el Consejo de Administración y sus principios se concretan en la Norma de Gestión Integrada de Riesgos. Este modelo de gestión está inspirado en el estándar internacional de referencia ISO31000 y el Modelo de las Tres Líneas de Defensa.

Los principios fundamentales del SGIR son:

  • Liderazgo de la Alta Dirección en la gestión integrada de riesgos, proporcionando los recursos necesarios y asegurando que la organización trabaje de acuerdo con estos principios.
  • Integración en todos los procesos de gestión, siempre con el enfoque global aportado por la Dirección de Riesgos.
  • Responsabilidad diferenciada de las unidades y órganos implicados, basada en el modelo de “tres líneas de defensa”.
  • Globalidad y armonización de la gestión, de forma que todos los riesgos sean gestionados mediante un proceso común de identificación, valoración y tratamiento según se define en la norma ISO 31000.
  • Mejora continua a través de la revisión periódica del marco de gestión.
Tipología de riesgos

Repsol mantiene un perfil de riesgo alineado con una tolerancia al riesgo media-baja, propia de un modelo de negocio de compañía energética global e integrada, presente en toda la cadena de valor mediante el desarrollo de sus actividades de forma diversificada. Este compromiso combina elementos cuantitativos y cualitativos basados en criterios y principios de actuación inherentes a su estrategia, cultura y valores

Desde la Alta Dirección, el SGIR es visto no sólo como una herramienta para definir la estrategia de la Compañía, sino también para mejorar las operaciones y asumir con flexibilidad situaciones críticas saliendo fortalecidos.

Creación de un Mapa de Riesgos

Para Repsol, el Mapa de Riesgos es la pieza central que identifica los riesgos relevantes y los clasifica de acuerdo a su importancia. Para ello, la compañía dispone de una metodología que permite caracterizar de una forma sencilla, entendible y robusta los riesgos y cuantificar el potencial impacto económico, reputacional y en personas que puede sufrir la unidad de negocio o área en caso de materializarse.

Por ello, con carácter anual, la compañía obtiene un Mapa de Riesgos consolidado a nivel de Grupo, donde participan un extenso número de expertos de los negocios/áreas de Repsol, lo que permite obtener una visión de conjunto de los riesgos claves con una métrica común, e identificar medidas de mitigación eficientes.

Informe de Gestión Anual Consolidado

Para más información sobre los principales factores de riesgos del Grupo Repsol, consultar el Informe de Gestión Anual Consolidado.